Quinta serie de variaciones (Introducción)

Mientras que el estudio de la producción se sitúa entre dos extremos, el de señalar las condiciones del origen de la producción artificial, condiciones que hay que encontrar siempre en el presente, el otro extremo es el de dibujar los fundamentos de la producción actual. Sin embargo, entre un extremo y otro, se traza una transversal, una diagonal que es el del saber que acompaña necesariamente a las distintas formas de producción. Este saber nunca está presente en la producción, pero es la que explica tal producción, es una anterioridad posterior, es el fundamento de la producción que sólo se adivina anterior después de examinar sus resultados, el producto, por tanto, es una posterioridad anterior, es decir, el saber es una anterioridad lógica que sólo se sabe después, y el producto es una posterioridad lógica de la que tenemos noticias antes. Recordemos el esquema de Las flechas, los productos artificiales suponen el saber, los instrumentos los tenemos antes, en un presente pero lógicamente van después de saber hacerlos, al igual que el saber va antes lógicamente pero lo advertimos después. El derecho y el dinero son la trama necesaria cada vez más compleja del imposible acoplamiento temporal, el presente siempre se escapa en una anterioridad lógica temporal, y en una posterioridad lógica temporal también.
Por ello la quinta serie de variaciones, parte de un esquema en primer lugar que supone la producción actual, sus productos constituyen una posterioridad anterior, están antes en el tiempo pero lógicamente son posteriores, pero la comunidad que es el campo de estudio de esta variación constituye el saber que explica tal producción es una anterioridad que sólo puede conocerse después. Esto no significa que praxis y comunidad coincidan y si lo hace lo es en un sentido muy laxo.
En este sentido la tríada que preside esta variación es el de poiesis, chresis y praxis. Pero es la que chresis la que traza las razones dialógicas de como la poiesis es una posterioridad anterior (producto) y la praxis una anterioridad posterior (praxis). La máxima diferencia entre poiesis y praxis se da en sociedades altamente tecnológicas, pero el término chresis nos va a servir para encontrar el sentido de esta diferencia a través del tiempo.
    La noción de chresis, por tanto, representa la no coincidencia entre praxis y poiesis, y permite una narración  siguiendo el esquema de Ortega, pero también la propuesta de Rousseau de en su Discurso sobre la desigualdad.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Introducción. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s