Serie sentido – motivo XII.

Leibniz. Monadología. Fragmentos 14 y 15.

14. El estado transitorio que envuelve y representa una multitud en la unidad o en la sustancia simple no es sino eso que llamamos Percepción, que debemos distinguir de la apercepción o de la conciencia, como luego quedará manifiesto (12). Y precisamente en este punto los cartesianos han caido en un grave error, por no haber tenido en cuetna las percepciones de las que no nos apercibimos. A causa de esto también han creído que solamente los Espíritus eran Mónadas y que no habían Almas de las Bestias ni otras Entelequias, y han confundido, junto con el vulgo, un largo aturdimiento con una muerte en sentido riguroso por lo que han venido a caer de nuevo en el prejuicio escolástico de las almas completamente separadas, y han corroborado, incluso, a los espíritus retorcidos en la opinión de la mortalidad de las almas.
15. La Acción del principio interno que produce el cambio o el paso de una percepción a otra puede llamarse Apetición (13) Si bien es cierto que el apetito no siempre puede acceder por entero  a toda percepción a la que tiende en cambio siempre obtiene algo de ella y accede a nuevas percepciones.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en duodécimaserie. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s