El concepto de dialogía.

Probablemente el único concepto original que contiene estas variaciones es el concepto de dialogía. Este concepto remite principalmente al prefijo dia- que significa a través, y en segundo lugar a la razón, o al logos en general (palabra). La cuestión es que este a través, designa siempre una determinabilidad, o algo que se puede determinar, lo determinable, en definitiva. Pero no porque no esté determinado, sino porque no puede hacerse definitivamente, en todos sus aspectos. La realidad misma como totalidad es determinable es un “a través”. También otras nociones como la de una especie concreta en biología,  póngase por caso una de las especies de la mosca de la fruta, está suficientemente determinada como para decir que la definición es universal y necesaria, y por tanto, verdadera, sin embargo, la forma de dar razones, de determinar de la ciencia no cancela completamente todo lo que puede decirse de tal especie, aunque lo que pueda decirse sea suficiente para tener una noción adecuada, útil, coherente y demás características de la verdad.
Esto respecto de una de las especies de la mosca de la fruta, sin embargo, puede decirse lo mismo del dinero, es decir, cabe un conocimiento universal, necesario y verdadero sobre el dinero, ahora bien, la dificultad de acotar el suficiente conocimiento para que todos reconozcan estas características como se reconocen en la determinación o delimitación de las especies está asociada a que la naturaleza del dinero depende de nuestras acciones inmediatas, sin embargo, la naturaleza de la especies depende de una forma de representarnos la realidad (que aún siendo la misma que en el caso del dinero está más mediada, más alejada de nuestro quehacer diario, y por lo tanto, más alejado de la impronta de nuestras opiniones, conocer correctamente una especie biológica nos habitúa a establecer determinaciones bien formadas y por tanto, nos hace más consciente de la consistencia de nuestro discurso).
 Mientras que el “a través”, la diagonal que es la especie Drosophila melanogaster, remite a unos términos clara y distintamente fijados, la naturaleza del dinero casi todo es diagonal y lo que es difícil es delimitar los términos que permitan distinguir la transversal que es toda definición o noción. La dificultad es que los tratamientos formales, y sistemáticos del dinero deben trazar lo mejor posible la diagonal, que es toda buena definición.
Y para delimitar universalmente una definición hay que señalar algunos términos que permitan un significado unívoco de tal definición, pero que tal significado ejerza a la vez una designación y en cierto modo una connotación, en la medida que el sentido recto que toda definición debe mostrar, a la vez debe estar abierto para novedades que el objeto de estudio pueda ofrecernos. La aproximación constante, sin embargo, que obliga tal delimitación no es una aproximación en términos unívocos sino análogos, a saber, establecer las relaciones de como los términos que delimitan la noción definida guardan proporción con otros términos no advertidos hasta entonces. Esto no significa que la verdad de la ciencia sea entendida al modo de Popper, en términos de verosimilitud, sino que la verdad nunca puede cancelar el sentido que toda definición.
Por tanto, la ciencia ha tenido como modelo para sistematizar sus estudios, la axiomatización de la geometría, que mostraba de manera sincrónica las razones que delimitaban algo que sin embargo, no podía traducirse a un término, el ejemplo clásico es el del teorema de Pitágoras. La diagonal de lado 1, está completamente determinada según dos términos o dos lados que muestran claramente lo que la diagonal es, pero su traducción a un término no puede efectuarse, sino que puede representarse  como \sqrt{2} \, que es también una comprensión sincrónica, ya que comprendemos algo distinto al símbolo raíz y al dos, y si se resuelve lo que obtenemos es un sinfín de números.  Ahora bien a tal determinación, que podemos llamar formal, hay añadirle la distinción numérica que es la de representar en un sólo término varias cosas, reducir completamente algo que sin embargo está determinado recíprocamente de maneras muy variada, 3 árboles, pueden remitir a una variedad de relaciones (susceptibles de distinguir formalmente) pero 3, cierra una distinción necesaria, pero no dice nada sobre el resto de cosas. Ambas formas de distinguir numérica o formal, apoyan lo que son las distinciones reales, los conceptos que son dialógicos, transversales, diagonales, y que sólo se comprenden por el uso de las distinciones numéricas (diacronías, inventarios, aritmética o método inductivo…), y las distinciones formales (sincronías, parcelaciones, geometría, método deductivo…).
Todos los conceptos son dialógicos, o práxicos,     en cuanto los conceptos de una ciencia pueden ser representados más clara y distintamente se dice que es una ciencia dura, frente a los conceptos que se mantiene más próximos a su naturaleza práxica, como es el caso de las ciencias sociales.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en décimaserie. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s