¿A quién le interesa la Filosofía? II

Arístides. Parece que no estás convencido, pero, en fin, el rato llegó a su fin y debemos decirnos hasta luego.

Aristocles. Si soy sincero, la definición que me has proporcionado, no me dice nada, me parece muy vaga, poco precisa, ¿por qué no la desarrollas?

Arístides. De acuerdo, pero ahora he de irme, la mejor forma de aclarar el asunto será que formules tu pregunta de nuevo por escrito, y me la envíes, ya tienes mi dirección, no dudes que  responderé a tu pregunta, y mientras demandes mi ayuda,  te la ofreceré, además la ventaja de hacerlo así, es que podrás tomarte tu tiempo para saber si quieres seguir con las preguntas, para darlas por terminadas, o para mantenerte en silencio indefinidamente.

Aristocles. Hagámoslo así, tendrás noticias mías.

Unos días después Arístidesrecibe esta misiva:

Aristocles.Esto es lo que se lee en la Wikipedia sobre la Filosofía:

La filosofía(del latín philosophĭa, y este del griego antiguoφιλοσοφία, ‘amor por la sabiduría’)1 es el estudio de una variedad de problemas fundamentales acerca de cuestiones como la existencia, el conocimiento, la verdad, la moral, la belleza, la mente y el lenguaje.2 3 Al abordar estos problemas, la filosofía se distingue del misticismo, la mitología y ciertas formas de religión por su énfasis en losargumentosracionales,4 y de la ciencia experimental porque generalmente lleva adelante sus investigaciones de una manera no empírica, sea mediante laespeculación, el análisis conceptual, losexperimentos mentales u otros métodos a priori, sin excluir una reflexión sobre datos empíricos o sobre las experiencias psicológicas.

    Esto parece ciertamente poco manejable, y lo más difícil es saber cómo orientarse con una definición de este tipo, ¿quién la ha escrito? ¿”todos” están de acuerdo con esta definición? Intento ser lo más concreto posible, me preocupa “esto” de la Filosofía, pero si lo pienso con detenimiento me da la impresión de que no debo andarme con zarandajas, pero inmediatamente me asalta la duda, de que no parecen  tonterías lo que me asalta. Espero respuesta tuya.

Arístides. Cuando nos vimos te definí la Filosofía como “teoría de lo que hacemos”, la virtud de esta definición que no es sino una caracterización apresurada,  permite una aproximación, un poco lenta quizá, pero menos equívoca que la de los diccionarios al uso, lo que ofrece es precisamente lo que demandas una orientación, y la cuestión de orientarse en el pensamiento es lo más difícil. Es verdad, que manejar esta definición supone conocer, o tener cierto uso de la Filosofía pero antes de introducirse en los entresijos de la Filosofía, se debe aclarar esta primera caracterización, y se debe hacer a partir de saber lo que significan éstas palabras según su uso común, y no especializado, como es el uso, sin embargo, de la Filosofía. Y para que veas que no me guardo ningún as en la manga, has de saber que la definición se la debo a un filósofo que se llama Deleuze y que al final de su libro sobre Hume (Empirismo y subjetividad de 1953), contrapone la teoría de lo que hacemos a la teoría de lo que es, pero que esto tenga algún tipo de articulación o uso, me sirvo de otra obra, en este caso, de un autor español, que se llama José Luis Pardo (su obra es La regla del juego de 2004). Cada vez que cite un autor seleccionaré un texto para que vayas leyendo. Bueno, no sigo, prefiero que me interrogues, las explicaciones demasiado largas pueden desviarnos de nuestro objetivo, que como muy bien apuntaste era orientarse en el pensamiento. Lee los textos que te mando y busca en un diccionario los términos que aparecen en la definición (los diccionarios que te aconsejaría son el DRAE, y el diccionario de María Moliner). Cuídate.

La filosofía debe constituirse como la teoría de lo que hacemos, no como teoría de lo que es. Lo que hacemos tiene sus principios, y al Ser nunca se lo puede captar sino como el objeto de una relación sintética con los principios mismos de lo que hacemos. Deleuze, Empirismo y subjetividad.

“Cuando alguien pregunta para qué sirve la filosofía, la respuesta debe ser agresiva ya que la pregunta se tiene por irónica y mordaz. La filosofía no sirve al Estado, ni a la Iglesia, que tienen otras preocupaciones. No sirve a ningún poder establecido. La filosofía sirve para entristecer. Una filosofía que no entristece o no contraría a nadie no es una filosofía.

Sirve para detestar la estupidez, hace de la estupidez una cosa vergonzosa. Sólo tiene un uso: denunciar la bajeza en todas sus formas. ¿Existe alguna disciplina, fuera de la de filosofía, que se proponga la crítica de todas las mixtificaciones, sea cual sea su origen y su fin? Denunciar todas las ficciones sin las que las fuerzas reactivas no podrían prevalecer. Denunciar en la mixtificación esta mezcla de bajeza y estupidez que forma también la asombrosa complicidad de las victimas y de los autores. En fin, hacer del pensamiento algo agresivo, activo, afirmativo. Hacer hombres libres, es decir, hombres que no confunden los fines de la cultura con el provecho del Estado, la moral, y la religión. Combatir el resentimiento, la mala conciencia, que ocupan el lugar del pensamiento. Vencer lo negativo y sus falsos prestigios. ¿Quien, a excepción de la filosofía, se interesa por todo esto?.

La filosofía como crítica nos dice lo más positivo de sí misma: empresa de desmitificación. Y, a este respecto, que nadie se atreva a proclamar el fracaso de la filosofía. Por muy grandes que sean la estupidez y la bajeza serían aún mayores si no subsistiera un poco de filosofía que, en cada época, les impide ir todo lo lejos que quisieran…pero ¿quién a excepción de la filosofía se lo prohibe?” Deleuze.  Nietzsche y la filosofía.

La primera de las artes es la producción: hacer existir algo que antes no había, producir una obra o, como podríamos decir más simplemente, fabricar una cosa. La cuestión importante, es que, en este tipo de actividad, la cosa fabricada se encuentra fuera de la fabricación, y puede decirse que quien fabrica no sabe lo que hace – por ejemplo, quien fabrica flautas no sabe lo que es una flauta, no es un flautista. (…) La esencia de la flauta no puede significar aquí otra cosa que distinta de tocarla, y el productor no comprenderá. (…) La segunda de las artes es, por tanto, el uso, que hemos visto que viene a coincidir con lo que en términos generales llamaban los contemporáneos de Platón, en griego, práxis. (…) El fin de la práxis no es producir ninguna cosa exterior a la acción misma sino, por así decirlo, adquirir sentido, acabar aquello que ella misma ha comenzado. (José Luis Pardo. La regla del juego)

Aristocles. He hecho lo que me pediste, he leído los dos textos, he buscado los términos que hay en la definición, y me ha llamado la atención la cantidad de acepciones que recoge el DRAE para el término hacer, tengo delante el listado y el número asciende a cincuenta y ocho. ¿Qué hago con tanta definición?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Introducción. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s