Autor y comunidad.

La palabra “autor” viene del latín auctor que significa “fuente”, “instigador” o “promotor”. “Auctor” viene de augere (aumentar, agrandar, o mejorar). Así que un “autor” no tiene que crear nada. Sólo tiene que perfeccionar algo que ya existía y luego promoverlo.

Una vez que alguien promueve algo innovador, dicen que es de su autoría y le dan una autoridad sobre su innovación. Si alguien más lo quiere usar, tiene que pedir su autorización y el autor decide si lo quiere autorizar. (Leído aquí)

La etimología de la palabra autor me va a permitir analizar la noción de comunidad según el esquema de estas variaciones. La relación entre estos dos términos puede plantearse a partir de la pregunta ¿cómo una comunidad es la autora de sus obras, de lo que hace?, y ¿en qué sentido es autora de las acciones llevadas a cabo en cada momento?. Esta pregunta se plantea de manera genérica aplicada a los seres vivos capaces de reconocerse a ellos mismos no como miembros de una misma especie, ni de un grupo con el que comparten unas conductas más o menos aprendidas. La comundidad que nos interesa es la que se forma a partir de lo que hace, en forma de productos y que son éstos las formas exteriores que posibilitan tal reconocimiento. Actualmente las comunidades que existen según esta caracterización corresponden a las formadas por la especie homo sapiens, pero no siempre ha sido así, y desde un punto de vista evolutivo puede ser aplicada a todo el género Homo, y estaría por probar si alguna especie más podría caracterizarse de este modo. Cabría suponer que algún Australopithecus podría haber formado algún tipo de comunidad en este sentido, y no tanto por la capacidad de producir útiles estandarizados, como porque podrían conservar algún tipo de útil incluso previo a su producción, hallada en la naturaleza, y lo que compartiría serían una serie de acciones comunes a un grupo concreto, que no conllevaría producción alguna. De este modo cabría pensar, también una continuidad con los chimpancés capaces de producir y usar herramientas para un problema inmediato. La conservación de una herramienta o útil en general, supondría que los problemas configurarían la comunidad en sentido estricto, y sólo entonces se puede hablar de autoría común, de este modo, comunidad y autor son dos caras de una misma moneda, y que desde el punto de vista evolutivo no puede fijarse de manera definitiva cuando estas relaciones aparecen. En todo caso, la noción de comunidad y autor se relacionan cuando los problemas en un grupo antecenden a las soluciones en forma de útil producido estandarizado, o inicialmente podría haber sido un tipo de sistema de acciones a partir de útiles conservados por su uso problemático. Sin embargo, la noción de comunidad no puede ser un ente al margen de los individuos que lo componen, el carácter de la comunidad es estrictamente virtual, las acciones o las producciones son llevadas a cabo por individuos concretos, pero el reconocimiento de la autoría individual es muy reciente en el tiempo y está ya completamente inserto en la historia, y quizá mucho después de que haya aparecido la escritura, como en muchas otras cuestiones, el problema de la autoridad individual encuentra sus coordenadas para ser planteada con los griegos.
Sin embargo, algo hay más intrigante y es que el término comunidad tiene su origen en la raíz indoeuropea mei- (véase aquí y aquí) que significa cambiar, se supone que cambiar tanto objetos como conocimientos, prácticas y principalmente el intercambio entre los miembros del grupo, cabe suponer que no sólo el intercambio sería de tipo horizontal, sino que el intercambio, en forma de enseñanza a los niños cobra aquí una especial relevancia. La naturaleza establece cambios según la comunidad de la especie, para adaptarse al medio, en algunos casos, algunos seres vivos se adaptan al medio con cambios no ya en la especie sino en los individuos en forma de aprendizaje (tanto para el uso como para la producción), pero en el caso de algunas especies, el cambio se representa, se conserva, esto es lo propio de especies en la que la comunidad es la autora de la vida, sin anular lo que la naturaleza hace con nosotros como especie, y como individuo para afrontar unos u otros aprendizajes.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en quintaserie. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s