Sin solución de continuidad.

Esta expresión, muy rebuscada eso sí, me ha llamado la atención recientemente o no tan recientemente. La conozco hace muchos años de un curso de socorrismo y primeros auxilios, allí aparecía en el apartado de lesiones y significaba que no había rotura de la piel esta no perdía su continuidad, aparecía la expresión “sin solución de continuidad”. En la red el mejor tratamiento que he encontrado de esta expresión está en la página La Peña Língüística. A parte de la citada definición también recoge otra para el ámbito jurídico. Sin embargo, recoge un uso en cierto modo contrario que localiza en Perú. De este modo solución de continuidad significa continuo. Y esto ya no lo recoge el artículo exactamente pero la expresión me hace pensar que lo problemático es la continuidad de cualquier actividad, la natural manteniendo la piel siempre como continuo frente al también continua agresión exterior, cuando la agresión es superior a las soluciones que aporta un cuerpo sano se produce una discontinuidad y por tanto no hay solución de continuidad. Es decir, me funciona mejor justamente al contrario de lo que significa. En el caso del ámbito jurídico cuando desaparece una entidad jurídica que formaba parte de un grupo mayor de entidades cuando esta desaparece si aparece otra sin que se ponga en peligro la susodicha actividad, lo que hay es solución de continuidad. Y es que lo problemático es mantener la continuidad natural o práxica.

Desde el punto de vista del pensamiento la visión del problema toma a lo continuo como un hecho que sin embargo no está garantizado, se necesitarían conocer las condiciones de derecho que lo hagan posible. Ahora bien, la aparente paradoja es que solamente vemos que lo continuo es un problema cuando desaparecen las soluciones que lo hacían posible. Pienso, en un ámbito muy alejado de los anteriores y centrado en la familia, un niño puede ver que su familia funciona “bien”, hay cierta continuidad en su unión, sin embargo, no ve que los mayores, los padres están aportando soluciones para que no se rompa para que se mantenga esta unión. Cuando hay una crisis, puede ver que la continuidad es un problema y ver que este tipo de acciones o estas otras, eran soluciones que se aportaban, y que ahora no parecen ser efectivas. Esta visión, no tiene porque ser completamente negativa, quizá sea la ocasión para que florezca el pensamiento. En cierto modo los hijos cuando van creciendo no se les puede ocultar cuál es el verdadero problema en el que se empeñan los padres, y forma parte de su maduración hacerse cargo de algunas soluciones al problema de la continuidad.
La hemofilia puede ser un problema que no depende en cierto modo de la voluntad del paciente pero que refleja cuál es son los problemas que nos encontramos cuando no nos funcionan adecuadamente algunas soluciones necesarias para mantener la continuidad de la piel.
Para no concluir: la expresión parece remitir a la continuidad como un problema que necesita de soluciones y que esto se mantiene en cierto modo ignorado hasta que alguna de las soluciones fallan y la unidad no aparece más que cómo apariencia, el verdadero ser tiene que ver con el hacer.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en duodécimaserie. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s