El símil de la línea.

El símil de la línea como se conoce la última parte del libro VI de La república de Platón se presenta para diferenciar entre la ontología y gnoseología. Es un tópico más o menos manoseado que se presenta a los alumnos de 2º de Bachillerato allí donde se examinen de la PAU de este texto(como es el caso de la provincia de Alicante). Sin embargo, a mí me interesa porque es una ocasión magnífica para presentar junto el reparto ontológico y gnoseológico la conexión con la expresión, con el logos. El logos con Heráclito y después con los estoicos es uno y este envuelve tanto la expresión mítica como la expresión racional. Y por tanto, el denominado paso del mito al logos adquiere su verdadera dimensión con Platón ya que explicita los distintos modos del logos.
        La división que realiza Platón en el plano ontológico va desde las sombras, los objetos físicos tanto los naturales como los creados, los objetos matemáticos hasta las ideas, sobre todo aquellas que tienen que ver con la acción, la praxis, Bien, Justicia… En el planto gnoseológico remite a la eikasia que podemos traducir como conjetura aquello de muy poco valor para el conocimiento, en segundo lugar la pistis entendida como creencia principalmente creencias que remiten tanto a las creencias sobre lo natural y lo creado, es decir, el artesano tiene creencias sobre su labor el zapato, lo madera según sea zapatero o carpintero, sin embargo, este conocimiento pertenece a la opinión y no es conocimiento científico (quizá desde esta perspectiva es donde se entiende que puede ganarle y que de hecho yo creo que la victoria está asegurada por parte de los sofistas, cuando opinan sobre sus quehaceres zapateros, carpinteros, médicos y los sofistas). El conocimiento científico tiene como primer nivel el pensamiento discursivo, la dianoia, que tiene como disciplina modélica la geometría. Esto es lo que demuestra Platón en el Menón. Pero las matemáticas son, principalmente propedéuticas como se ve claramente en los planes de estudio que diseña Platón en La república. El último de los niveles es el de la inteligencia o noesis. Los objetos de los que se ocupa son las ideas que como ya avanzábamos eran de naturaleza práxica, bien, justicia…
        Ahora bien, ¿a qué tipo de expresión le corresponde cada uno de los niveles de conocimiento y realidad? Al primero le correspondería, sin duda, la expresión poética, al segundo la retórica, al tercero la geométrica como aquella expresión capaz de plasmar sincrónicamente las relaciones que establecen las cosas de manera completa y rigurosa, y por último la dialéctica.
        De los cuatro modos de expresión que corresponden todos ellos al logos, sólo uno debería en cierto modo ser borrado, o por lo menos, controlado lo más eficazmente posible. Pero probablemente el más sugerente es el de la retórica y no la retórica especializada de los sofistas sino la espontánea (V. Antonio Valdecantos.  Entre la Ética y la Poética) que es la que utilizaría todo aquel que tiene un  saber sobre las cosas naturales o fabricadas, y este saber es el que interesa a Platón es el que tienen las gentes que habitan en una ciudad y, por tanto, ya hay un mínimo de especialización del trabajo. Un carpintero habla de su actividad que y lo que dice no es, en sentido estricto, más que creencias aunque las corrobore con hechos, ya que es capaz de realizar, de hacer aquello de lo que mantiene sus creencias, por tanto, este término de creencias quizá se diferencie del nuestro en la que la creencia es algo que efectivamente creemos pero que difícilmente podemos probar. Las opiniones del carpintero son creencias y no conjeturas o pensamiento poético precisamente en la medida que hace la cosa y no sólo la imita en el discurso, pero por qué no es conocimiento científico, porque no tiene el uso del conocimiento matemático que de cuenta de la producción de la mesa. Pero y esta es una de las tesis más fuerte que defenderé en todas las series de variaciones, y es que este conocimiento sólo ha sido plenamente conquistado una vez que se ha tenido un control técnico de la técnica (siguiendo la expresión de Ortega, como el que tiene el técnico que posee  la técnica de la técnica). Y esta cuestión del control ha sido posible en los siglos XIX y XX, aunque en los siglos anteriores hay un proceso que explicaría este proceso. Las creencias se diferencia del saber mítico, iniciático que podían tener los primeros trabajadores del metal. En las ciudades la especialización eliminaría este carácter mítico y lo que sabe cada uno sobre su oficio es objeto de creencia como lo es el saber sobre la naturaleza. Es importante reseñar que incluso en las ciudades el saber poético puede estar presente, en su función de aglutinar a toda la comunidad, en una casta de sacerdotes. Pero las ciudades griegas según el tópico que se utiliza para explicar el paso del mito al logos es que esta casta no existían o no tenían el poder que tenían en otros sitios. La aparición de especialistas en utilizar las opiniones en este medio sólo es una cuestión de tiempo. La perversión de estos es que pretenden saber de cualquier cosa pero no tienen porque realizarla, esta sería la tesis con la que leer el Gorgias de Platón.
        El salto entre la expresión poética y retórica supone el paso de vivir en comunidades a ciudades pero esta sería una condición necesaria pero no suficiente, porque aunque haya ciudades y por tanto haya especialización del trabajo, lo que ha se de liberar es el logos, se ha de liberar de las cosas (fabricadas o naturales). El logos de esta manera dejaría de tener una impregnancia en las cosas mismas y podría manejarse por sí mismo, al margen de aquello que designe. Y esta liberación del logos sólo puede explicarse al menos en sus condiciones de posibilidad atendiendo a los contextos en los que efectivamente aparecieron. El caso es que Platón vive en un mundo en el que el logos está liberado de su condición poética, mítica o inspirada (sin olvidar que la educación griega la poesía era un asunto central), la aparición de los sofistas en este sentido es primordial, y no es extraño además que el medio sea griego pero el uso del mismo sea extranjero, no son atenienses los que practican mejor las condiciones que su medio posibilita, Protágoras es de Abdera y Gorgias es deLeontinos. Las causas de este uso del logos pertenecerían al medio ateniense, pero las razones que esgrimen efectivamente son extranjeras vienen de fuera. En este sentido retórica y poética aunque ambas pertenezcan al conocimiento dóxico son rivales en este medio y Platón como es sabido tomará partido del lado de los sofistas frente a los poetas. Otra cosa es que los sofistas hayan de ser combatidos en un terreno que el ateniense lo cree propio, aunque, en sentido estricto no quiera apropiárselo como si lo harían los conservadores de su época (y que son los que veían a Sócrates como sofista, uno propio que se había hecho extranjero, por tanto, mucho más peligroso que los propios extranjeros).
        Sin embargo, esta imagen puede complicarse un poco más en la medida que la poesía es en cierto modo gemela de la geometría, en tanto que ambas se las tienen que ver con la proporción. La poesía es ella misma proporción y la geometría es proporción mostrada. Sin ánimo de apelar a la subjetividad, la proporción poética puede ser tildada de afectiva (música sobre todo), y la geometría puede ser tildada de perceptiva (y si se ha de poner algún ejemplo artístico, no puede apelarse a la pintura que es imitación de las cosas, sino a la arquitectura en la que efectivamente se hace algo).
En un entrada posterior se analizará la cuestión de la proporción en vistas a tratar la dialéctica como la expresión propia de la Filosofía.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en novenaserie. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s