Variaciones filosóficas.

En esta entrada presentaré el posible contenido de cada una de las series de variaciones que aparecerán como etiquetas.
…primeraserie: las variaciones de esta primera serie girarán en torno la concepción de la Filosofía, a desbrozar que idea de Filosofía subyace en todas las variaciones. Y ello pensado desde la perspectiva de lo que puede ser una primera aproximación a la Filosofía (como lo es el primer curso de Bachillerato).
…segundaserie: las variaciones segunda, tercera, cuarta y quinta se ocuparán en general de la producción. En esta segunda se hablará de lo que denominaré bajo el título de producción natural. El agente de esta producción natural supondré que es la selección natural en términos darvinianos. En la entrada titulada “Al principio…” como se ve he hablado ya algo sobre esto, espero que polemizando con Dennett, que pasa por ser uno de los darvinianos más estrictos.
…terceraserie o de la especificidad humana: esta serie pretende seguir la línea de la anterior pero en lo que respecta al ser humano, a la única especie de homínido existente en la actualidad.
…cuartaserie o de la producción técnica: la noción de producción que manejaré es una extraña mezcolanza de Aristóteles, Platón y el modelo tecnológico que se puede configurar a partir de la técnica actual. De esto ya se ha adelantado algo en la entrada titulada efectivamente “La producción técnica”.
…quintaserie o de la producción artística: el esquema que está pensado sobre todo para pensar la capacidad operatoria del ser humano y que creo que da sus mejores frutos en el análisis del modo actual de la información, debe servir para analizar lo que se denomina arte, por lo que quizá no vaya con esta propuesta concepciones basadas en la genialidad y otras cuestiones de este tipo.
…sextaserie o de la comunidad: la perspectiva técnico-evolutiva quizá sea la que predomine en toda la parte dedicada al análisis de la producción, pero con esta serie se abre un nuevo campo de problemas que, quizá, donde mejor esté enunciado para nuestros propósitos, sea en el mito de Prometeo que hay en el Protágoras de Platón. En este mito se recoge la dimensión técnica (prometeica) del ser humano, pero también las dificultades que tiene éste para la convivencia. En esta serie, por tanto, supondremos al ser humano resolviendo los problemas de supervivencia (técnicos) y los de convivencia a un tiempo.
…septimaserie o de la polis: siguiendo con el esquema que nos proporciona el mito de Prometeo, en esta serie de variaciones plantearemos en qué puede consistir la diferencia que históricamente acaece entre los asuntos técnicos y los asuntos políticos. Históricamente, quizá, aparezca esta diferencia en el mismo momento en que se habla de historia y se deja de hablar de prehistoria, según los manuales al uso.
…octavaserie o de la justicia: el mismo mito recoge que lo que les entregado a los hombres para que sean capaces del saber político, es el pudor y la justicia. La perspectiva aquí está más cerca de examinar en qué han consistido las distintas instituciones que hayan estado dedicadas a la justicia, y que tipo de problemas son las condiciones de posibilidad para que estas aparezcan. Por tanto, no hablo de la justicia como ideal sin más sino de aquellas condiciones que han permitido manejar la idea de justicia.
…novenaserie o de la individuación: sólo un largo proceso histórico ha posibilitado la labor teórica en medio de la producción y la acción, y esto sólo ha sido posible si el individuo, representa algo y no más bien nada. A este respecto el juicio de Sócrates es paradigma de lo que nos interesa para la octava serie de variaciones, pero la individuación de su voz del resto de la comunidad ha hecho posible que otros reivindiquen esto. Es el caso de Platón. Aunque, claro está, no se puede distinguir una voz si no hay algo de lo que distinguirla (y que es su verdadero problema – la comunidad –) y en este sentido se cierra el círculo de esta segunda parte que podemos denominar “de la acción”.
…decimaserie o del lenguaje: solamente un contexto como el descrito es posible que aparezca una obra como la de Platón y que se ocupe de cosas tan ociosas, como adivinar de qué estamos hablando, cómo lo hacemos y si hay distintos modos de hablar, sin que esta actividad nos lleve exactamente a ningún sitio, no hagamos exactamente nada.
…undecimaserie o del conocimiento científico: lo que aparece en realidad es un tipo de actividad que no deja de ser ella misma aporética, y no es extraño que las aporías hayan sido la pasión del pensamiento, y que desde el principio cuando éste se ha ejercido, la teoría ha planteado aporías, contradicciones, paradojas. Sin embargo, la ciencia como tal no se ha preocupado tanto de plantearlas como de reducirlas según los problemas práctico-materiales que se plantee, y que ha de resolver.
…duodécimaserie o del problema de la verdad: la verdad es desde la perspectiva filosófica sobre todo un problema.
…decimoterceraserie o del problema del sentido: como también lo es por otra parte el sentido. Ahora bien, en esta series de variaciones se echará un vistazo a la cuestión de la metafísica, como producto del pensamiento denostado, sobre todo, por aquellos que se dedican a la Filosofía. Sobre la metafísica no cabe más que una pregunta y es la siguiente ¿cuánta metafísica estás dispuesto a soportar?, ante la respuesta de ninguna, yo retrocedo. La producción de discurso metafísico está íntimamente asociada a la Fillosofía, y en sentido estricto uno no se puede desembarazar de ella honestamente. Según Deleuze la Filosofía padece de una enfermedad congénita (de la que no cabe remedio alguno para su curación a no ser que acabemos con la Filosofía misma) y esta es el idealismo platónico.
…decimocuartaserie o de la historia de la filosofía: en la que se propondrán algunas lecturas sobre lo ya dicho por los filósofos, y se atenderá a la producción filosófica misma.
…decimoquintaserie o de la ética: en última instancia la Filosofía no trata sobre lo que han hecho otros sean filósofos o no lo sean, sino que atañe inmediatamente a lo que hacemos cada uno de nosotros a día de hoy. Por eso, quizá, el libro de Filosofía más grande jamás nunca escrito lleve este título Etica.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Introducción. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s