Acciones y hechos.

La Monadología de Leibniz puede ser vista como el intento de fundametar definitiva y completamente todas las acciones de este mundo (el mejor de los mundos posibles). Las mónadas como las acciones son singulares, en sentido estricto irrepetibles, en eso consiste su indiscernibilidad. Una acción no es un hecho, por la única diferencia que éste puede ser reproducido, y aquélla no. El movimiento actual de mis dedos mientras escribo esto son acciones (siempre difíciles de individuar), pero sólo son un hecho cuando puedan ser reproducidas tal y como actualmente se están produciendo. Entonces, los hechos son la re-presentación de las acciones. Ejemplo, la grabación de las acciones actuales en video, permitiría su reproducción. Pero para visualizar tales hechos hemos de recurrir a acciones actuales que son las que permiten accionar el dispositivo una y otra vez la grabación. Por supuesto, cada una de esas acciones son irrepresentables en sí mismas, son solamente presentables, mejor presentadas.
Las mónadas son sobre todo la captura imposible, o la tarea infinitesimal para hacerse aquí y ahora con una acción cualquiera.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en duodécimaserie. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s