Determinación recíproca.

6. DETERMINACIÓN RECÍPROCA. Recíproco es una palabra compuesta de re- hacia atrás y procu- hacia adelante, por lo que puede entenderse como un movimiento en dos sentidos opuestos. Lo que indica la reciprocidad es la diferenciación de distintas partes de una realidad, hace referencia a las relaciones que pueden distinguirse y que establecen los términos. La determinación recíproca en la medida que se apela al análisis, pone entre paréntesis el sentido de la determinación completa y la reduce a forma, mientras que la determinación completa que se ejerce, imita, delimita la función de lo que se está determinando. Los ejemplos que hemos señalado hacen referencia  tanto  al estudio de poblaciones en animales, la producción de objetos o la realización de acciones. La diferencia entre determinación completa y determinación recíproca es análoga a forma y función, pero lo que está implícito en la terminología con la determinación es que está se hace con algo, y este algo es tan importante como la determinación misma, por lo que el estudio de la determinación recíproca se ve claramente en objetos o productos cómo las partes de una producto se determinan para dar forma al objeto – un reloj que se desmonta, sin embargo, no se advierte su función no está determinado completamente, ahora bien esta determinación elude la forma que es lo que más evidentemente podemos compartir, por lo que un objeto puede ser equívoco respecto de las determinaciones (al sentido que se le de)que se ejerzan. La determinación completa no tiene como objetivo ser verdadera sino tener sentido y que funcione. No obstante, un posterior análisis debería de reconocerse la forma del reloj aunque lo que nos interese más es que funcione. Por eso mismo un reloj, una mesa puede singularizarse respecto de los de su clase por “como funcionan” y no siempre sino durante un tiempo que la distinguió de otras mesas e incluso de sí misma, las circunstancias que la hicieron distinta,  según las operaciones en la que se vio envuelta.

Publicado en casilla vacía | Deja un comentario

Determinación completa.

5. DETERMINACIÓN COMPLETA. Por la etimología de completo que es la unión del prefijo co- (con, junto) pletus (lleno, participio de plere), indica lo lleno pero de una pluralidad frente a lo lleno de una parte. Completo como una determinación del hacer. Hacer siempre implica una pluralidad. La noción de determinación completa la aplicamos en primer lugar a la realidad de las poblaciones de los animales son el lugar privilegiado de estudio, frente a las nociones de individuo y especie en las que la determinación ha de ser reconstruida. Lo interesante es que la determinación de las poblaciones es completa porque  su forma es la inmediatez del sentido del lenguaje con el que se realiza la operación de determinar.

Ahora bien, esta determinación también puede observarse en el hacer humano. En realidad podemos suponer las tradiciones como la técnica de captar completamente la realidad tanto fabricada como natural. La forma de esta determinación es la de la imitación en el lenguaje de cómo funcionan esas poblaciones naturales con las que interactúa el ser humano y de como se inserta en sus quehaceres.  La fabricación de un objeto, un botijo, por ejemplo, supone su determinación completa, cuando está dispuesto para su uso. El otro punto de vista del hacer es el de la acción, en este caso el ejemplo es algo más complejo, clavar un clavo supone una serie de acciones, pero cualquiera de las acciones que llevan a realizar a completar la tarea son determinaciones completas. Así visto una acción es a la vez acción y cualidad. La categoría de cualidad de Kant hace referencia al esquema de la misma como llenado del tiempo. La completud por tanto hace referencia al llenado de tiempo pero de un conjunto  de acciones,  cualquier acción es una multiplicidad, un conjunto, clavar un clavo, compuesto de varias acciones, cada una de ellas es a su vez un conjunto, una totalidad de acciones. Por ello, mismo la determinación completa adopta la perspectiva del hacer como un conjunto (singular) acabado, que necesariamente hay que combinar con la perspectiva de las partes que necesariamente forman eso conjunto. Pero en este caso cómo se determina la relación entre las partes es asunto de la determinación recíproca.

Publicado en casilla vacía | Deja un comentario

Determinación.

4. DETERMINACIÓN. La acción de poner límites a algo, o fijar los términos de algo. El prefijo de- indica la dirección de arriba a abajo en la acción de poner límites o fijar los términos de algo. Aparentemente parece una función perceptiva pero esta percepción se adquiere a partir de las operaciones que construyan esos límites. La geometría tanto práctica como teórica es la forma de determinar lo que hacemos o la realidad que es un ejercicio y los resultados pueden ser fácilmente compartidos, lo que le da un carácter espacial a la determinación antes que temporal una realidad contemplada desde arriba parece más fácil limitarla (un campo que se cultiva por ejemplo), pero la limitación aunque sea sólo contemplada es acción y contiene una duración. Determinar vuelve una y otra vez sobre la diferencia entre hecho y acción. Es necesario analizar la distintas formas de determinar lo que hacemos, de determinar lo real.

Publicado en casilla vacía | Deja un comentario

Drama.

3. DRAMA. Actuación. El matiz que  damos al término drama es el de una actuación como re-presentación. La propuesta que hacemos es un ensayo sobre la diferencia entre producción y acción, o entre hecho y acción. La representación misma de esta diferencia no añade un nuevo hacer a la acción y a al hecho, sino una suerte de redundancia, de recursividad, que en ocasiones puede ser equívoca, porque necesariamente ha de proceder con analogías a partir, sobre todo, del estudio y análisis de los hechos, de los productos. La diferencia misma entre uno y otro no es representable sino que es la figura que explica toda representación, toda redundancia y toda recursividad. Y no es más que una diferencia de tiempo.

Publicado en casilla vacía | Deja un comentario

Praxis.

Acción inmanente que tiene en sí su propio fin. El efectivo hacer supone para su comprensión diferenciar el hacer mientras, y el resultado de este hacer, sólo esta diferencia justifica un modo de introducción a la Filosofía. En este sentido el decir es también hacer que muestra quizá como ningún otro esta doble dimensión: mientras hablo muestra un hacer (cómo) que se distingue de lo que efectivamente digo (qué). Por tanto, las reglas del hacer son las reglas del decir. La diferencia entre acción y hecho es ilustrativa de la importancia del hacer. En el decir esta diferencia se da entre los sustantivos y los verbos. Mientras dibujo sobre el papel la acción se indica con el verbo dibujar, el resultado es el dibujo hecho. La acción, sin embargo, desaparece, es posible registrar la acción de dibujar grabándola, por ejemplo, pero el hecho de la grabación es el resultado de una acción, grabar, que también ha desaparecido a nadie se le escapa que a su vez esta acción puede ser registrada pero es imposible registrar todas las acciones de la que resultan hechos (se observará que el dibujo es el último de una serie que viene desde la eternidad de las acciones que han dado como resultado tal dibujo). Esta realidad mucho más amplia que la que se limita a hechos, o realidad actual, debe ser denominada realidad virtual. En el ejemplo la lógica es atributiva, del dibujo hasta la primera de las acciones a la que ha de remontarse, pero como es obvio la naturaleza de las acciones es distributiva, delimita constantemente la actualidad pero desapareciendo, ocultándose.

Publicado en casilla vacía | Deja un comentario

Poiesis.

1. POIESIS. Producción de algo exterior al agente que produce. Caracterización de Aristóteles. El término poeisis hace referencia a la producción de cualidad de un qué que distingue lo hecho según García Bacca y Heidegger, a diferencia del término producción que apela más a conducir algo hacia adelante. En todo caso la producción es este doble movimiento el de hacer algo, guiar algo hacia adelante y detenerse en un momento que aparece algo que antes no estaba. El qué hace referencia a eso nuevo y el cómo la manera por la que se ha llegado. La diferencia entre uno y otro está en el término hacer nuestro. En latín existen dos términos para expresar lo que hace en uno sólo el término hacer y son los términos: facere (fabricar) y el agere (usar, aunque mejor agenciarse de todo aquello para realizar algo).

Publicado en casilla vacía | Deja un comentario

Los derechos según “Las flechas”.

Los derechos son informaciones almacenadas en los cerebros de seres humanos que  establecen relaciones de asignación entre instrumentos e individuos. En ocasiones los derechos están representados en alguna forma física (por ejemplo, un código legal impreso) pero eso es “ conocimiento”, informaciones codificadas que se refieren a los derechos, no los derechos en sí. Los derechos solo tienen validez en la medida en que el resto de los humanos los reconoce, es decir, en la medida en que están almacenados en los cerebros de los “ demás” En sentido estricto los derechos los son una forma de saber pero que en vez de estar almacenado en el cerebro de su titular, tiene que estar almacenado en los cerebros de los otros individuos.

Martínez Coll, Juan Carlos (2002), Las Flechas, Economía del Tiempo y la información, Editado por el autor. Málaga. Versión Beta 10/01/03 18:31.

Esta definición de derecho la consideraré definitiva hasta que alguien me saque de mi error. En primer lugar porque  relaciona los derechos con los instrumentos (recordemos que los instrumentos era un tipo de información que permitía a los seres humanos desarrollar su saber a través de la tecnología, logística y conocimiento). En segundo lugar porque diferencia los derechos en sí, de los derechos representados gráficamente, siendo aquellos los que realmente les corresponde la realidad de derechos, y éstos no más que una representación que ayuda eventualmente a ser reconocidos por una más amplia comunidad. Y en tercer lugar, que la información almacenada en los cerebros ha de formar parte de una red compuesta por otros cerebros, al modo de nodos.
La dificultad de referirse de esta manera a los derechos es su posible psicologización, sin embargo, lo fundamental radica en que los derechos son asignación de instrumentos. Los instrumentos supone un trabajo de producción y conservación de los mismos que ha de poder mantenerse, mientras que la producción sea asunto de la comunidad, la información de los derechos en los individuos es inexistente, sólo hay información respecto de ese saber que permite producir, usar y conservar los instrumentos, a saber, los objetos mismos como tecnología no articulada, los conocimientos que representan el saber sobre esos objetos, y todo el saber sobre la organización espacio-temporal que supone la fabricación, uso y conservación de instrumentos. Sin embargo, la relación que puedan observar distintas comunidades supone una experiencia de asignación de derechos de una comunidad a los instrumentos propios de una segunda. Esto puede ser observado después de aprender que el robo supone un gasto de energía y que sería preferible realizar algún tipo de intercambio, sin embargo, esta no es la situación exacta en la que se produce una asignación de derechos. La asignación de derechos recae sobre los individuos y la comunidad que los garantiza no es fácilmente representable, o quizá deberíamos decir imposible.

Los derechos se refieren más bien a los usos que han de ser observados, tanto tecnológicos, de conocimientos o logísiticos. Es una información que no se refiere a los instrumentos más que de manera indirecta no dice nada sobre la producción o manejo de los instrumentos desde la perspectiva técnica, sino en relación con otros individuos. La dificultad es como pensar esa red, hay razones para pensar que desde “siempre” el problema de la comunidad individuo se ha dado, tanto por relaciones instintivas (asociadas a la consanguineidad), como tradicionales (las relaciones de alianza pueden verse acusadas con los instrumentos) y aún más cuando la capacidad productiva aumenta, sin que ninguna de ellas desaparezca y se entrecrucen.  De hecho el autor de la cita sitúa la aparición de los derechos entre 35.000 y 10.000 años con el Paleolítico superior, y el inicio del Neolítico, lo que parece muy coherente porque experimentarían la obtención de energía ora de manera instintiva, ora tradicional ora política.

Sin embargo, el problema del derecho y que permite ver que no es lo mismo tradición que política lo va a permitir los derechos sobre futuros, el dinero, un tipo de tecnología o de instrumentos que necesita de tradición, costumbres pero que pasa por un tipo de información nueva la de los individuos intercambiando de forma generalizada estableciendo alianzas, más allá del instinto y la tradición. Sólo el dinero es capaz de representar la red a la que hacíamos mención  y que la formaban los cerebros reconociéndose recíprocamente. El dinero es una tecnología que condensa la profundidad y extensión de esa red que ningún cerebro ni conjunto de ellos puede abarcar (aunque sean condición necesaria, pero no suficiente).

La profundidad y extensión de la red ha de ser expresada en términos temporales y permite advertir como los seres humanos juzgamos la realidad, la distinguimos, la evaluamos, la realidad convencional que nos constituye. Nos permite ver la universalidad y necesidad de esta convención.

Publicado en octavaserie | Deja un comentario

Definición de tecnología.

Las flechas es un libro electrónico que podemos encontrar en eumed.net(1), en él se tratan  aspectos generales de economía,  principios de economía enraizados en una suerte de antropología. Esta relación entre antropología y economía es la que ha resultado útil para el propósito de escribir sobre la filosofía como teoría de lo que hacemos. En esta entrada nos centraremos en la definición de tecnología que propone el autor. La definición es la siguiente: “En este texto se utilizará la palabra “ tecnología” para aludir a la información del tipo saber que ha sido acumulada en objetos pero que no ha sido articulada y codificada.”
La mayor virtud de esta definición radica en el término información y la falta de articulación y codificación, la información articulada y codificada acumulada en los objetos ya no es tecnología ino conocimiento. Para el autor el conocimiento, la tecnología y la logística que es “información codificada mediante el orden o distribución de instrumentos, personas y actividades en el espacio y en el tiempo.”
La tecnología así definida hace referencia al como que envuelven los que, los objetos, y que no puede ser codificada, explicitada, articulada en sentido estricto. La tecnología es como la mitad invisible de los objetos, la mitad virtual, todas las acciones realizadas en los objetos. Sin embargo, algo que se deduce de la diferencia entre conocimiento y tecnología es que siempre ha habido un mínimo de articulación, codificación del saber, la acción misma de realizar un instrumento, es conocimiento para otro que lo ve, como puede ser el caso de un chimpancé y una cría observándolo. Esta claro que es bien distinto cuando la expresión del saber no es la acción misma de la que ha de resultar el objeto y son sonidos. Tanto uno como otro son instrumentos, los sonidos como los objetos. Desde este punto de vista la evolución de la técnica puede ser vista como la carrera incesante y acelerada en los últimos años, que consiste en la explicitación de la tecnología, una carrera que nunca va a ganarse, podrá detenerse pero no hay solución final.

La expresión va tras el contenido que es la tecnología, una acción  es a un tiempo expresión y contenido, ahora bien, la expresión adquiere primacía sobre el contenido expresado, pero esta expresión en la medida que es parte de la técnica de los instrumentos es reducida a un objeto, a un sustrato (se ve más claramente cuando la expresión es gráfica) que a su vez es información no articulada ni codificada, y que remite a un contenido que sujeta tal expresión y que si gráfica son las cosas materiales que establecen relaciones causales entre ellos, si no hay expresión gráfica lo material es lo afectivo, los sonidos que afectan a los cuerpos.

1. Un bifaz es tecnología, las acciones llevadas a cabo y expresadas en el presente son expresión de un contenido que no se confunde, en el presente lo que observamos es ora expresión ora contenido.

2. Cualquier sonido que se refiera a la producción pretérita del bifaz para producir o no un bifaz futuro, es expresión, que supone el bifaz como contenido, pero que remite a un contenido presente los sonidos mismos afectando la sujeto hablante y al escuchante.

3. La representación gráfica de la realización de un instrumento es expresión solamente para un alma capaz de leer tal expresión, este hecho presente tiene como contenido las afecciones del alma por el sonido aún no pronunciado. La expresión gráfica tiene como contenido el material utilizado, tinta en piedra, o cualquier otro material.

4. Ahora bien, lo expresado no puede confundirse como queda probado ni con las afecciones del alma, ni con los materiales que soportan la grafía, pero lo expresado se parece mucho a las acciones en curso, tanto para hacer un bifaz como para referirse a él. Lo expresado es la delimitación que ocurre cuando alguien hace o dice algo, la necesaria delimitación que ocurre mientras se expresa con signos sonoros o visuales.

1. Martínez  Coll, Juan Carlos (2002), Las Flechas, Economía del Tiempo y la Información, Editado por el autor. Málaga. Versión Beta 10/01/03 18:31.

Publicado en terceraserie | Deja un comentario

Evolución biológica (texto escolar) I.

El texto de Mayr citado por Jerry A. Coyne presenta directamente la estructura de esta variación, que no es otra que determinar la realidad que el ser humano no reconoce como propia, pero tal determinación supone necesariamente hacer, operar. Los nativos de las montañas de Arfak de Nueva Guinea identifican 136 especies de pájaros, los científicos occidentales con una forma de sistematización más depurada identifican 137, la diferencia mínima de una especie parece indicar que hay cierta continuidad entre la manera de distinguir y determinar la realidad de los nativos y la de los científicos occidentales. Ahora bien, las 136 o 137 especies, tipos o clases de pájaros, no es lo que observan directamente, la especie, o el tipo, tanto para los nativos como para los científicos occidenteles, es un constructo lingüístico, lo que observan unos y otros son individuos concretos relacionándose entre sí, es decir, poblaciones más o menos claramente delimitadas, y ello, a través de cierta familiarización con estos individuos. Se observan, por tanto, conductas singulares y con un sentido completo, aunque el sentido completo de estas conductas se adquiere después de una observación prolongada.

“Mayr relataba un hecho sorprendente. Cuando sumó los nombres que los nativos de las montañas Arfak de Nueva Guinea daban a las aves, descubrió que reconocían 136 tipos distintos. Los zoólogos occidentales, usando métodos tradicionales de taxonomía, reconocían 137 especies.  En otras palabras, tanto los nativos como los científicos habían distinguido el mismo número de especies que vivían salvajes en la naturaleza. Esta concordancia entre dos grupos culturales con una formación y una experiencia tan distintas había convencido a Mayr, como debería convencernos a todos, de que las discontinuidades de la naturaleza no son arbitrarias, sino un hecho objetivo” (Ver textos capítulo 7 del libro de Jerry A. Coyne)

Ejercicio: anota los términos de especie, individuo y población, y reflexiona cómo están relacionados entre sí.

Este tipo de observación que queda delimitada por el lenguaje de los nativos o de los científicos occidentales es el que nos permite afirmar que determina completamente la realidad, la completud se refiere principalmente al sentido que proporciona la observación, distinto es la verdad sobre esas mismas especies o tipos, esto es una reconstruccción más sofisticada, y mientras que en el caso de esta determinación del sentido son equivalentes los trabajos de los nativos y de los científicos occidentales, no podemos decir los mismo de la verdad de tales observaciones. La diferencia radica no en la capacidad de observación de los nativos y de los científicos que es igual y en muchos casos la de los nativos puede ser superior, precisamente por estar más familiarizados con los pájaros de su entorno (por seguir con el ejemplo de los pájaros), en el caso de la metodología cuál es la forma de observación tampoco hay mucha diferencia, la diferencia más radical está en la capacidad de sistematización de uno y de otros, y la diferencia radica en la depuración del uso del lenguaje de unos y de otros. De esta manera y avanzando los temas finales, podemos afirmar que el sentido siempre es una cosa inmediata, de todo ser humano capaz de hablar de una lengua, pero la verdad es asunto de aquellos seres humanos que han trabajado y han depurado el instrumento con el que adquiere sentido la realidad, a saber, el lenguaje.

Ejercicio: subraya las frases dónde aparecen los términos sentido, verdad y lenguaje. Pregunta ¿Cómo se relacionan estos términos en los nativos y en los científicos?

El tema de la evolución biológica plantea uno de los asuntos más caros del pensamiento, el de las causas finales, o la finalidad simplemente. Para plantear adecuadamente la cuestión es necesario diferenciar la verdad del sentido. Las causas finales en biología o en la observación de la vida no tiene otra traducción que la de delimitar procesos que alcanzan su significado con el desarrollo en el tiempo, y en el que tal significado se vislumbra por la consecución de un objetivo, una finalidad. Las conductas de caza de muchos animales, las conductas de anidación (es irrelevante si la conducta es aprendida o no para plantear la causa final). Todas las conductas destinadas a la reproducción no podemos ignorarlas desde el punto de vista de la causa final. La definición de la causa final es siguiendo la caracterización de Aristóteles la causa que responde a la pregunta para qué, o incluso también podríamos afirmar que es la expresión de la esencia de los animales, o los seres vivos que llevan a cabo la conducta que le es propia.
Las explicaciones de los seres humanos que han dado del comportamiento de los seres vivos tienen como primera definición de las especies la causa final, se distinguen por algo que cumple la finalidad como especie, pero recordemos que esto ocurre porque son observados llevando a cabo conductas singulares, en poblaciones concretas. Lo primero que se advierte es la causa final, la que da sentido a lo que hacen los seres vivos, el sentido que es captado por los seres humanos pero un sentido objetivado en las conductas. Recordemos brevemente cuáles son las otras causas que señala Aristóteles (hay pensar que esta teoría de las causas está pensada para la observación de la naturaleza presidida por los seres vivos y su conducta compleja).

“Evidentemente es preciso adquirir la ciencia de las causas primeras, puesto que decimos que se sabe, cuando creemos que se conoce la causa primera. Se distinguen cuatro causas. La primera es la esencia, la forma propia de cada cosa, porque lo que hace que una cosa sea, está toda entera en la noción de aquello que ella es; y la razón de ser primera es, por tanto, una causa y un principio. La segunda es la materia, el sujeto; la tercera el principio del movimiento; la cuarta, que corresponde a la precedente, es la causa final de las otras, el bien, porque el bien es el fin de toda producción.” (“Metafísica”, libro 1, 3).
Ejercicio: los mamíferos representan muy bien qué significa la causa final (aunque está presente en toda forma de vida), en primer lugar por mantener las crías en su interior más que otros animales, el hecho de amamantarlas lo que supone como objetivo último que la cría llegue a madurar, y esto puede llevar en algunas especies varios años.

Señalar que la causa, sujeto del cambio es la materia, la causa material. Un pájaro que entona durante varios horas o días un canto de cortejo es la causa material la que identifica al pájaro como el sujeto, el sustrato de esa actividad, es el individuo que lleva a cabo la conducta que le es propia la de cortejar a la hembra. Pero esto que parece de sentido común, que un individuo con una forma concreta es el que “sujeta” la acción, sin embargo, el sentido común no parece encajar tan bien, si es la especie es la que sujeta todos los cambios de los individuos, y además que esta sujeción cambia puede ser distina a la de un tiempo anterior, es dcir, la causa material es distinta en un periodo posterior.

Pregunta: si las especies cambian ¿cuándo tenemos el último individuo de la especie que desaparece y el primero de la nueva?, algo así como ¿cuándo se dan el relevo?

Esta es la idea de evolución de las especies, que podemos entenderla en los individuos desde que nacen hasta que mueren y el sujeto del cambio, la materia, coincidimos que da identidad al individuo concreto. De lo que nos vamos a ocupar en esta variación es como esta causa material, el sujeto del cambio comunica a las especies, como éstas no son compartimentos estancos, como no pueden entenderse desde perspectivas fijistas o incluso creacionistas. El mito de Prometeo que presenta Platón en su diálogo Protágoras, caracteriza a las especies no tanto por su forma, como por la función que llevan a cabo, las que les permite ser algo, grandes para defenderse, rápidos para huir, garras para atacar… Sin embargo, el origen de estas especies no es otro que producto de la acción de los dioses, si en el caso del origen de un individuo de una especie de pájaros son sus progenitores, el origen de la especie son los dioses, ahora bien, la dificultad de dar una explicación del origen de las especies en clave enteramente natural es que no se tienen, o no se puede tener una percepción clara del sujeto que aparece, cambia se transforma, la especie misma, aunque el ser humano ha sido protagonista de esta experiencia aunque inconscientemente a través del proceso de domesticación, de selección artificial.

Ejercicio: ¿qué significa fijismo o creacionismo? ¿Qué significa selección artificial?

Por tanto, el ser humano ha explicado con sentido la diversidad de especies, ha identificado su forma, su finalidad, en virtud de los sujetos que la forman, la causa material, sin embargo, las explicaciones que implican el cambio del sujeto que es la especie no han sido posibles con la afinidad conseguida para diferenciar esas especies, y el problema es que la magnitud del cambio desborda la temporalidad humana, sin embargo, este cambio del sujeto que es la especie no ha podido ser observado claramente pero sí practicado como es el caso de la domesticación. En este tema lo que se abordará es como la reciente historia de la biología, o de la ciencia de la vida ha conseguido explicar como el sujeto, que es la especie, cambia, y no sólo son los individuos. Es Darwin el que sentó las bases para conseguir la aproximación al verdadero abordamiento del problema. Sin embargo, con la teoría de las causas de Aristóteles tenemos un instrumental conceptual, para advertir cómo se ha conseguido abordar con éxito el origen de las especies, y es que la cuestión radica en que la causa material tanto para el individuo como para la especie es sobre todo diferencias temporales.

Nota: el sujeto como causa material, no es la forma (pájaro, león, rana, perro…), la forma se entiende por semejanza, un individuo con otro, según la especie, un estado anterior, con otro posterior del mismo individuo, sin embargo, la causa material, el sujeto de los cambios no puede concebirse como identidad o semejanza, sino que es lo que distingue a un individuo, a una especie, por tanto, un individuo o una especie no sólo se conoce según la ciencia que se las ve con formas, estructuras analogías, sino con el sentido que capta la diferencia en sí misma, no sometida a ninguna identidad.

Publicado en primeraserie | Deja un comentario

Did you know you can get free Bitcoins? Check it out!

Get FREE BITCOINS for Visiting Websites!

vía Did you know you can get free Bitcoins? Check it out!.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario